1

Primera gran actualización de Vezér 1.1 – Sync y Audio keyframes

vezer_screenshot_01

En agosto ya hablé sobre este interesante programa y ahora toca escribir sobre su primera gran actualización. la version 1.1, de  se centra  Audio y Sync, en base a las peticiones de los usuarios ( me encante que los desarrolladores escuchen!). Vamos a ver estás ultimas mejoras.

MIDI Clock Sync

Ahora es posible sincronizar una composición en un externo – como Ableton Live – via MIDI Clock , aprovechando la posición de la canción.

Pistas de audio y convertir-a-

audiotrack_normal

Una de las cosas que mas me a gustado de Vezér 1.1 es la inclusión de un nuevo tipo de pista: Audio. Ahora es posible importar archivos de audio en Vezér y reproducirlos en la salida de audio especificado, pero no sólo eso: puedes convertir los datos de audio en fotogramas clave, incluso puedes aplicar filtros. Los formatos de audio soportados son wav, aif, mp3, m4a, aac, y mp4 (dependiendo del códec de audio)

Encontrarás más información sobre esteo artículo de Knowledge Base , Aquí una pequeña demostración:

Registro OSC, salida de reloj MIDI y mucho más!

Pero hay mucho más cambios en esta nueva versión. Vezér ahora capaz de grabar mensajes OSC entrantes, salida de reloj MIDI  Ahora es posible contraer Tracks. Se a optimizado el rendimiento de dibujo y corregido varios bugs importantes.  Aquí un registro con todos cambios hasta el momento.

Related posts

Gnomalab

Juanjo Fernàndez Rivero ( más conocido como Gnomalab) es un creador de contenidos a los que busca concienzudamente contintentes exactos, milimétricos, mediadores precisos del discurso que impregna su obra, aunque si izamos una mirada epidérmica sobre su trayectoria se aprecia la fuerza rotunda de formatos como el vídeo que pueden llevar a equívocos, como el de aseverar que es un artista formal. Un espejismo. El “cómo” es importante para Fernàndez Rivero pero el “qué” es crucial. Equívoco provocado por sus ansias de buscar y arriesgar formalmente. Experimentar. Es sintomático que Fernández Rivero sea hijo de la Generación X, no en balde llamada también la generación perdida o la generación de la apatía. Gente que ha vivido desde la TV en blanco y negro, a la televisión vía móvil. Que han jugado a las canicas en la calle al mismo tiempo que con las  Atari y las Playstation enclaustrados en sus dormitorios. Una generación sometida al bombardeo sistemático de un consumismo atroz. Que ha vivido la manipulación del sistema político, la llegada de internet, y cambios históricos como la caída del muro de Berlín, el fin de la guerra fría, y el comienzo de otras guerras como la de los Balcanes o la de Irak, y la aparición del SIDA entre otros muchos acontecimientos que han construído sus referentes vitales. La generación más preparada de la historia que ve hundidas sus expectativas en trabajos mediocres, con sueldos mileuristas e hipotecas abusivas. Sistemáticamente ninguneados por una generación anterior enquistada en los centros de decisión de todos los ámbitos socioculturales y económicos que les ha confeccionado un traje a medida: un traje de cemento, un techo de cristal inexpugnable. Juanjo Fernández Rivero recoge este desasosiego vital, esta falta de expectativas, este rechazo inmóvil, ahondando en sus propios temas fetiche: el tiempo, el espacio, la luz, el sonido y lo efímero. Y la música, el vídeo, el live cinema, la creación de software y de manera muy particular la docencia, son los vehículos que utiliza prioritariamente para hacer oír su voz, una voz autodidacta, crítica, comprometida, generosa y singular, que huye de tendencias y de las autocomplaciencias clásicas de la Institución Arte.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *