0

eDavid un robot Pintor| Universität Konstanz 

Universität Konstanz | Information Engineering and Computer Science | eDavid | News

edavid2

e-David es una “pintor” diseñado por la universidad Alemana  Universität Konstanz, que utiliza la información visual para crear diferentes tipos de pintura. Está equipado con todos los medios necesarios que habitualmente usaría un pintor. Dispone de cinco tipos de pincel diferentes, el color puede ser selecionado de una paleta entre 24 colores, que puede mezclar y distribuir de forma precisa sobre un lienzo. La maquina observa, mientras que en la pintura ” tradicional” se decide donde agregar nuevos trazos.  Suponemos que la pintura y el trazo debe ser programado, pero la pregunta que se hace la gente es… ¿hasta que punto podemos denominar  a piezas creadas de forma automática por este artilugio?   Este puede ser un gran debate!

para saber mas sobre el funcionamiento de edavid, sigue este enlace:

http://www.informatik.uni-konstanz.de/en/edavid/

versuchs_aufbau_english_01

Vamos a ver un poco mas sobre este proyecto…

2009

El primer prototipo era una mesa de pintura. en este primer boceto usaron como modelo el retrato de un ex presidente de la universidad.

2010

Uso del color. Usaron tres tipos  de brocha o pincel, uno en forma de pluma, con los colores basicos: amarillo, cían, magenta. La imagen se generaba a a partir del uso de diferentes anchos de pincelada y conjuntos de lineas.

2011

El siguiente paso fue el uso de colores no totalmente opacos. usaron tinta de color negro diluida en agua. Un algoritmo simula los movimientos de pincel y la opacidad de la tinta, que de esta manera era capaz de construir los trazos que representan el objeto dibujado. Para ello usaron fotogarfias en escala de grises y cada pintura era el resultado  de entre 10 a 20.000 pinceladas de una misma longitud con diferentes orientaciones.

2012

Una mejora en  el conjunto de estilos de pintura de tinta negra por uno nuevo. Este estilo funciona mejor en objetos que fluyen largas como el pelo o las ramas de los árboles. El estilo anterior tiende a obtener mejores resultados en otras formas como la hierba corta.

Puesto que hay dos estilos diferentes que trabajan mejor con según que tipo de elementos, trataron de combinar los dos estilos de la pintura en un dibujo.

Después de mucho trabajo hemos lograron crear un estilo de pintura guiada, que utiliza el color acrílico y cuatro tipos de pinceles diferentes. todo el proceso de pintura y cambio de color se realiza desde el Propio edavid. Es posible utilizar 24 colores diferentes en el proceso de pintura.

2013 – Febrero

En 2013  se unió al proeycto Patrick Tresset,  otro artista que ya estaba trabajando con el mismo concepto.

Lee este artículo sobre el trabajo de Patrick Tresset:

2013 – Primavera

Se sigue trabajando trabajando con colores acrílicos y están desarrollando un nuevo algoritmo que sólo funciona con el color blanco y negro. Capas transparentes de blanco y negro se pintan sobre un fondo gris.

Para tal cuadro e-David pinta alrededor de 10 horas (10.000 pinceladas). Una pintura de la famosa ‘Matterhorn’, una montaña en los Alpes austríacos.

Via: http://www.informatik.uni-konstanz.de/en/edavid/news/

Related posts

Gnomalab

Juanjo Fernàndez Rivero ( más conocido como Gnomalab) es un creador de contenidos a los que busca concienzudamente contintentes exactos, milimétricos, mediadores precisos del discurso que impregna su obra, aunque si izamos una mirada epidérmica sobre su trayectoria se aprecia la fuerza rotunda de formatos como el vídeo que pueden llevar a equívocos, como el de aseverar que es un artista formal. Un espejismo. El “cómo” es importante para Fernàndez Rivero pero el “qué” es crucial. Equívoco provocado por sus ansias de buscar y arriesgar formalmente. Experimentar. Es sintomático que Fernández Rivero sea hijo de la Generación X, no en balde llamada también la generación perdida o la generación de la apatía. Gente que ha vivido desde la TV en blanco y negro, a la televisión vía móvil. Que han jugado a las canicas en la calle al mismo tiempo que con las  Atari y las Playstation enclaustrados en sus dormitorios. Una generación sometida al bombardeo sistemático de un consumismo atroz. Que ha vivido la manipulación del sistema político, la llegada de internet, y cambios históricos como la caída del muro de Berlín, el fin de la guerra fría, y el comienzo de otras guerras como la de los Balcanes o la de Irak, y la aparición del SIDA entre otros muchos acontecimientos que han construído sus referentes vitales. La generación más preparada de la historia que ve hundidas sus expectativas en trabajos mediocres, con sueldos mileuristas e hipotecas abusivas. Sistemáticamente ninguneados por una generación anterior enquistada en los centros de decisión de todos los ámbitos socioculturales y económicos que les ha confeccionado un traje a medida: un traje de cemento, un techo de cristal inexpugnable. Juanjo Fernández Rivero recoge este desasosiego vital, esta falta de expectativas, este rechazo inmóvil, ahondando en sus propios temas fetiche: el tiempo, el espacio, la luz, el sonido y lo efímero. Y la música, el vídeo, el live cinema, la creación de software y de manera muy particular la docencia, son los vehículos que utiliza prioritariamente para hacer oír su voz, una voz autodidacta, crítica, comprometida, generosa y singular, que huye de tendencias y de las autocomplaciencias clásicas de la Institución Arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *