0

DynaMapper | primera App para Mapping Solo para Ipad.

screen480x480

DynaMapper es el primer y (único?) para  proyección mapeo interactivo del mundo para el .

Esta App es bien sencilla y no parece ser el programa definitivo, pero si puede servir para adentrarse en el mundo del mapping y  enseñar  a tus hijos ( y si no los tienes los puedes pedir prestado a tus amigos) y pasar un buen rato jugando a ser un Vj de tercera generación. y hacerte el “chulero” delante de los peques.

DynaMapper  es bastante asequible, puedes conseguirla en Apple Store  por tan solo 4.99$

Algo en lo que me fijo siempre es, con que frecuencia actualizan los programas; este fué lanzado en  Nov 02, 2012  y no no se a vuelto a actualizar desde entonces. algo a tener en cuenta si no quieres tirar el dinero.

Características:

– Interfaz de usuario fácil e intuitiva
– herramientas rectangulares y Bezier malla para mapear superficies tanto rectangulares y redondeadas.
– Construido en el paquete de materiales para la coloración básica / texturización.
– Cargar imágenes desde la cámara en directo: Importa de imágenes desde la galería de fotos del iPad.
– animadoras spritesheet: Anima tus spritesheets por en cualquier lugar que desee.
– Tocar en directo! Sea su propio VJ, jugar con las luces al igual que un instrumento!

A tener en cuenta:

– Esta aplicación está diseñada para funcionar sólo en posición horizontal.
– Requiere un proyector de vídeo y un conector iPad adecuado.
– Funciona en todos los iPad 2 y los nuevos dispositivos con iOS 4.2 y superior.

Puedes conseguirlo aquí: itunes.apple.com/us/app/dynamapper/id572411531 ls = 1 & mt = 8?

controlPoints

si te decides a adquirirlo y no sabes cmo empezar aquí tienes la pagina de How To use:

http://dynamapper.net/how-to-use/

Related posts

Gnomalab

Juanjo Fernàndez Rivero ( más conocido como Gnomalab) es un creador de contenidos a los que busca concienzudamente contintentes exactos, milimétricos, mediadores precisos del discurso que impregna su obra, aunque si izamos una mirada epidérmica sobre su trayectoria se aprecia la fuerza rotunda de formatos como el vídeo que pueden llevar a equívocos, como el de aseverar que es un artista formal. Un espejismo. El “cómo” es importante para Fernàndez Rivero pero el “qué” es crucial. Equívoco provocado por sus ansias de buscar y arriesgar formalmente. Experimentar. Es sintomático que Fernández Rivero sea hijo de la Generación X, no en balde llamada también la generación perdida o la generación de la apatía. Gente que ha vivido desde la TV en blanco y negro, a la televisión vía móvil. Que han jugado a las canicas en la calle al mismo tiempo que con las  Atari y las Playstation enclaustrados en sus dormitorios. Una generación sometida al bombardeo sistemático de un consumismo atroz. Que ha vivido la manipulación del sistema político, la llegada de internet, y cambios históricos como la caída del muro de Berlín, el fin de la guerra fría, y el comienzo de otras guerras como la de los Balcanes o la de Irak, y la aparición del SIDA entre otros muchos acontecimientos que han construído sus referentes vitales. La generación más preparada de la historia que ve hundidas sus expectativas en trabajos mediocres, con sueldos mileuristas e hipotecas abusivas. Sistemáticamente ninguneados por una generación anterior enquistada en los centros de decisión de todos los ámbitos socioculturales y económicos que les ha confeccionado un traje a medida: un traje de cemento, un techo de cristal inexpugnable. Juanjo Fernández Rivero recoge este desasosiego vital, esta falta de expectativas, este rechazo inmóvil, ahondando en sus propios temas fetiche: el tiempo, el espacio, la luz, el sonido y lo efímero. Y la música, el vídeo, el live cinema, la creación de software y de manera muy particular la docencia, son los vehículos que utiliza prioritariamente para hacer oír su voz, una voz autodidacta, crítica, comprometida, generosa y singular, que huye de tendencias y de las autocomplaciencias clásicas de la Institución Arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *